jueves

en seguida salí
de la tinta salá
cruza un pez
con crucero
en salidas seguí
saliendo
saliste violín de lata
acompasaíto al
sonar soñero

Caprichopo
poeticopo
mágicopo

en seguida salá
las alas delos
pro-fetas
sin po.

En silencio
nada
cantando
lo que
canta.

En silencio to.

sábado

Escribir
es como estar inmerso en un mar de palabras

se puede nadar diferentes estilos:
croll
directo a la meta
rana
abriendo y sintiendo la permeabilidad del cuerpo
delfín
entrando y saliendo por sus poros
estallando la tensión superficial.

Se puede escribir a manotazos y pataleos
como un perro que lucha o se divierte

Sumergirse y escribir pueden hacerse con los ojos cerrados
obnubilados en un oscuro silencio subjetivo.
Ultimamente sucede que me ahogo
en esa indesición frente al infinito

martes

221 a

Ahí
sucedemos
las cosas

ahí 
arrecian
los vientos

que se vuelen
las chapas
nos da estrellas

ahí
en el ortiva
descanso
del sol

ahí 
te dijiste
no importa

ahí 
te fuí

ahí
quedó

muy ahí




                                                                                                    ahí
                                            

domingo

131.

Tengo las pelotas llenas
tengo la mirada vacia caida la palabra
descreido el cuerpo
muerto el momento.

Tengo muerto el momento
tengo
tengo la duda podrida
tengo la vida perdida.

Como lacayo de la calle
como gatillo facil
voy sinuoso o vergonzonso.
Vengo viendo
donde dejar estos versos
donde tirarme la rima.

jueves

129.

Estoy siendo
samarreado por el tiempo.

Me urge la urgencia
me apreta me estira
me corre la vida
me pisa los talones la ancha mandibula e mandinga
y a la vez me avisa,
el tiempo, digo
me avisa que hay lista de espera
que me arme de paciencia
que la urgencia que me urge es mentira
mentira la urgencia
mentira la vida,
y mientras me tira
de una soguita que tengo al cuello
me da pila y vida
paciencia para morder las uñas a la urgencia,

paciencia para vivir
al filo de la demencia.

domingo

Ni amos Ni esclavos.

La diferencia entre el ser y el no ser sos vos.
Y no digo esto SOLO porque te quiera
cojer
Sino porque solo a vos te considero
los mismo que a mi y no otra cosa
Y solo lo mismo que soy
me puede decir que soy,
al resto no lo creo.

jueves

...

El problema es que tienen armas
armas que destrozan el cuerpo.

Nosotros somos obreros del futuro
poetas de subsuelo
profesores de la desdicha
negros cabeza
putos hermosos
caídos de la equidad.
Y tenemos la metafora de
la herramienta para levantar
escaleras cruzadas y no edificios.

El problema es que tienen armas que destrozan el cuerpo.

domingo

El jueves

El jueves
mi lapicera se fue de viaje
con alguno de ustedes
hijos de puta que se la llevaron.

Espero que vuelva
llena de poesía, porque a mí
sinceramente ya no me está quedando...


miércoles

3G

Dos de soDio,
una de Pan,
cinco de glosas.
3g


GGG


Dos de matacazos,
a los panes manteca,
tres al viento soplados
3g


Vinísteme
arrastrástemete
Abrazámosnos


una vez de peligro
dos de taciturnias
hasta diez de veces


Dos de estrellas
carta a la par
del olvido.


dos al hueco
tres de gasa
cinco al ruedo
3g






Algunas mañanas 
demonios y monjas
galopando 
en un mismo caballo


Vestime
bastémosnos
ámense-me-nos
que si el tiempo pasa
y pesa
solo posan en la foto
angustia
y garrón-


3g










conectado al suelo por los pies.

domingo

Todo

aaa




Con los poemas 
leva el pan
y crece el musgo
entre las piernas







sábado

La fatalidad de la Arena./La estatua débil./El Fuego del Caos.

La fatalidad de la Arena.

Las certezas más agobiantes son las que brotan de la irresistible necesidad de vivir. Es como tomar furiosamente un puñado de arena: la palma y los dedos temblando de ira, de pasión. Pero la arena escapa. Es por eso que los habitantes del desierto ya no desean contener la arena, porque no tienen dedos, sino garras, patas y pinzas.

Y justamente fue por eso que cuando un extranjero ansió poseer toda la arena del mundo, los habitantes del desierto enfurecieron.

Y el extranjero se defendió apenas balbuceando:

- Pero seguramente no será para tanto.

Y los habitantes del desierto lo miraron furibundos, pero no lo atacaron. Tanto hacía que habían aprendido a no desear el deserto que ya no les importaba nada.

La estatua débil.

Bajo el horripilante cielo tormentoso y la lluvia torrencial, la estatua de arcilla se deshacía en lágrimas de barro, formando charcos y lodazales donde se reflejaba la tormenta, de la misma manera que los sueños de Ariel, que permanecía callado.

Durante horas, el observador casual habría dicho que los truenos eran sus gritos, que la lluvia su llanto, y que las nubes negras su alma

Y ciertamente así era. Ariel lo sabía.

Pero permanecía callado, mudo de tristeza. Y la estatua, ya derretida y deforme, encorvándose sobre si misma, eructó. Luego se derrumbó.

Pero Ariel ya se había derrumbado hace mucho.

El Fuego del Caos.

Porque cada noche se para enfrente de un enorme lobo. Su vientre se inflama de fuego salvaje, primitivo. Sus ojos brillan con el resplandor de la primer antorcha encendida, la que brilló e iluminó el mundo entero. Así era la hermosura de la infinita capacidad de crear y destruir, y reedificar todo bajo las llamas del Caos, la energía verdadera, de la cual surgieron todos los dioses.

Y la noche tiembla ante esa luz invencible, y el Gran Lobo Gris, el señor de la bruma y la asfixia, teme por su vida ante aquel que esta parado enfrente suyo. Es el portador del Fuego del Caos, y con un ultimo suspiro comprende que la suerte esta echada.

Un grito hace temblar el mundo desde sus cimientos, el Lobo aúlla y el Fuego explota y salta como mil serpientes de oro, que se enroscan alrededor del cuello del Lobo, tapando su último suspiro con fuego y gritos.

manifestación

Tu manifestación, la más lograda, de lo que existe adentro, de lo que existió y ya no existe más, más que ahí. ¿La manifestación de quién, sino de vos?
No. No sos vos.
La manifestación en sí, de sí misma, que te robó; ese instante, que mantuvo y salvó del vacío.
Un río de imágenes, palabras, colores, recuerdos que escupiste, con el mayor desgano, con la oculta intención de perderlas y olvidarlas, pero que permanece ahí, para que lo recuerdes.
No. Para que yo lo recuerde.
Te recuerde, recuerde ese instante, en ese río que vi. Y vi tus imágenes, e inventé de ellas teorías pseudos-psicológicas, inútiles, idiotas, que te justifiquen, que me tranquilicen, placebo de tus actos en mi mente (inactuados); la de ahora, la de siempre.
No. La que nunca existió.

Y mi manifestación la que hice en espejo juntando fragmentos de ese vos que armé a imagen y semejanza de mi deseo, conjugado con la realidad, previamente aberrada para encajar en esquema, pero fui más allá, aunque no pude solapar mi manifestación tuya con tu ser real, pude hacerlo con el mío y viví regido/a por la visión de mí que pudiera tener el tu que me inventé.

b. - Santiago

martes

Manifestación Río quien psicológicas siempre

Manifestación pluvial, caen ríos del cielo y no es un psicologismo barato ni una hipérbole, si algo puede salir mal SIEMPRE va a salir mal y quien sino yo bajó del edificio 2 minutos/una cuadra antes de que cayeran ríos del cielo como los vió Noe. Y la manifestación del proceso psicológico que siempre me provoca la caída de ríos del cielo es reír. Total: ¿A quién mataron unas cuantas gotas?

Y Noe me miró con odio.

Santiago

Pero en otras ocasiones el desarrollo de los procesos subconscientes deriva en situaciones en donde se pone de manifiesto la versatilidad de las redes de representación y asociación psicológica. Sucedió entonces que el cielo se puso tormentoso, cayeron ríos y yo abrí grande la boca y me los trague a todos. Los ríos caían estrepitosamente pero fue gracias a la curiosa conformación de las propiedades del subconsciente que pude beberme toda el agua del cielo.
Y Noe directamente ni me miró.

Andres

La sed en el agua

una garganta seca,
una garganta con ganas,
ganas de aquello que lo rodea,
que no le alcanza,
que no es exactamente aquello,
aquello que lo rodea
que no es.
una garganta con ganas,
y un eterno vacío,
vacío buscado,
vacío ganado,
con malos ratos,
tal vez también buscados.
vacíos y ratos, que se dejaron estar
que permitió.
la sed al menos lo llena,
lo llena de nada
la nada eterna
y resulta más verdadera
a esos ojos profundos,
llenos de lo que quiere olvidar,
de lo que no vale nada,
llenos de lo que frena.
Lo que frena a la nada
nadando frente a la repetición,
lo que frena a las ganas
innominadas
ganas de caer a la poesía
caer a la caída
del verso y su ignominia
vacía ignominia histérica
vacía de sed
llena de agua.
tal vez ese vacío
y esa sed
algún día le permitan gritar,
y dejar de aceptar.

Brenda Fer

El desencanto

El desencanto es, quizás, la
manifestación más común en la
ciudad del viento encerrada en su
egocentrismo, presuponiéndose autosuficiente.

El desencanto es para los platenses
una risa de satisfacción mediada con
complejas vastedades psicológicas
que forman una ilusión de completad.

El desencanto parece un río que
siempre tiene sed, un río para quien el
viaje es siempre mañana, mientras corre
creyendo que fluye.

¿Un río para quién?

Si la imagen ya no evoca
paz ni inmensidad.

¿Un río para quién en esta ciudad?

¿un río para quién?
si la imagen ya no evoca

¿un lugar para quién?
si el vacío aplasta los cuerpos y la mente
¿una palabra para quién?
si las frases ya están estipuladas
¿un concepto para quién?
si los significados ya están contados
¿un tiempo para quién?
para el que salta el vacío
y aún así espera
y de él al fin surge
realmente algo


La sed

La sed en el agua
ahogarme en el vaso
pero a la vez
querer beber restos
de esas lágrimas amargas
tener sed en el agua
y no darse cuenta
de la cascada
sobre la espalda.
de las vértebras rotas
de las costillas astilladas
de la sangre
que escapa
y baila en el aire
haciéndole el amor
al agua
azul y rojo
rojo y azul
ya no se distinguen:
son una catarata



lunes

Trance-unte

Agarrando todos los semáforos en rojo la carrera se va deteniendo para atrás. La banda sonora ambulante pide otros estilos acordes o acordeones. Tele-transportadores desde los escaparates para el escape del transeúnte ayudan a pasar el mal trago.
Señales inalámbricas humanas describen trayectorias en el aire moviendo sus bocas alternadamente.
Antenas para vos y parabólicas hacen pasar desapercibido a cualquiera bajo su influencia, y cualquiera se siente seguro de estar cerca de cualquier otro, pero tampoco ta-an cerca cosa de poder respirar una parcela de aire privada.
Asegurada la higiene comunicativa se pasea mejor, pero esos malditos semáforos hacen al transeúnte mirar más de lo debido, y justo a tiempo una bandada de pájaros negros se avecina. Son montones de pájaros desfilando con singular sincronización. De inmediato la bandada es captada por centenares de cámaras. Extasiados con este foto-filmable suceso, los transeúntes se van transformando en trance-untes, deteniéndose un rato a admirar las descripciones de esas alas tornasoladas mientras se untan pantalla solar.

El Gran Sueño

Me duermo

y sueño con El Gran Sueño.

Cuando despierto,

Mis yoes y mis joggins

me vienen a querer untar

los pensamientos que bullen por la cocina,

para que no logren trascender de las tostadas.

Al tiempo que se va desperezando el olvido,

se incorporan los dolores de cabeza,

mientras que,

con media bata puesta,

corre tras de mi la voluntad,

en el intento de subir al colectivo.

sábado

Hace ruido

Tirando la moneda sobre la cama recién tendida,
afeitándote y durmiendo bien,
No vas a mantener lo que aturde
abajo del agua.
No vas a acallar lo que grita,
sumergiéndolo.
El silencio de los peces,
es de los peces.

martes

El estiércol y las rodillas.

Caminábamos por el pasillo gris, de acero, lleno de luces de colores, y con puertas por todos lados, pero sin picaporte.

Decíamos que comprábamos, pero en realidad mordíamos, tragábamos, deglutíamos, con mandíbulas llenas de dientes deformes, ahogados en saliva.

Bien pudimos habernos detenido en ese momento, y cesar esa orgía con gusto a grasa, carne cruda y vomito. Pero entonces vimos esas flores, tan hermosas, tan delicadas.

Abrimos la mandíbula, con los ojos brillando con la crapulencia, y el peso de toda una vida de vivir bajo nubes de estiércol nos aplastó.

Las rodillas se rompieron. Y ahí quedamos.


Las plantas no usan camisa.

Esta es una historia, que nace en el pasado, muere en él, pero vive, siempre vive.

¡Cuantas grandes cosas se podrían haber hecho! ¡Cuantas ideas, que nacieron, que vivieron, que amaron, gozaron y se marchitaron, como plantas bajo un sol muy fuerte!

Y ciertamente así era.

Porque el interminable vacío desértico y calcinante se extendía en todas las direcciones, y las pobres plantitas, pequeñitas, amarillas y desnudas agonizaban lentamente.

El Sol, que todo lo ve y todo lo sabe, dijo:

- Esto no les hubiera pasado si hubieran tenido una camisa en regla.

Pero la última plantita había muerto, y nunca escucho una sola palabra

La calma peligrosa


En la calma peligrosa del fondo marino, un bosque de algas, todas tristes y congeladas, eran torturadas con pesadillas en donde los espectros se reían de ellas. Y cuando despertaban, veían al Tiburón con Piel de Acero, riéndose como los espectros.

El pavor que, en el fondo marino asfixia a las almas, nace de espíritus que saben volar, únicamente, con plumas negras.

Y todas las algas del mundo lloraban desconsoladas.

Acudió al instante una Tortuga con Caparazón de Cristal y Diamante, cuya luz desafiaba el imperio del Tiburón con Piel de Acero. Y todas las algas gritaron de alegría, y los gritos transformaron la corriente del fondo marino en un torrente de colores.

La Tortuga con Caparazón de Cristal y Diamante rió de pura alegría.

Y dijo a las algas:

- El peligro a pasado, me quedaré a protegerlas.

Pero las algas, prevenidas, respondieron:

- No.

sábado

97

Una z se hilvana junto a otras
y forma un sueño largo
donde figuras simples
de lineas bien definidas
buscan una continuidad,
una brecha,
para que al despertar
el mundo siga igual de perfumado.

Meras conjeturas

Entre la paranoia y el facilismo
quedamos todos nosotros
haciendo meras conjeturas sobre arte,
meras conjeturas sobre el amor
llegando siempre tarde a todas partes,
reconociendonos en el vaho habitual
por las cordiales imprecaciones
por la inutil lontananza
porque no hacemos epifanias
sino que jugamos severos
al lento devenir del tiempo
en versos.

Meras conjeturas

Llegamos tarde al taller
hablamos con los chicos
negamos nimiedades
hicimos meras conjeturas sobre arte
y salimos a la plaza
hablamos entre nosotros
negamos nimiedades
hicimos meras conjeturas sobre amor
y salimos
de nuevo.

90

Con los tiempos
corriendo como estan
se complica recordar
que el sabado y la mañana se van
y que se acerca el momento
de mostrar la piel
sana
o la sangre borracha
cayendo hasta tu boca.

No.
Ya nunca beberemos el placer de la muerte
Ya nunca sonreiremos en la noche de crepé
el dia ya nunca nos sera sincero
y asi seguiremos,
con los tiempos corriendo como estan
alistandonos para hablar
detras del telon habitual.

reordenando


Hola hola, hemos reconstruido el espacio del taller para volverlo más dinámico y entretenido, volcandolo hacia instancias creadoras que nos permitan afianzarnos en nuestro propio estilo, salir del pozo depresivo o disfrutar de algunos ejercicios simples.
estas son las nuevas "metodologías" que practicamos:

Martes de Producción:


Primer bloque:
Trabajo en base a otros textos:

-Reinterpretar el texto, ya sea desde sus
partes o tomando al texto en su totalidad
-Contestar al texto con otro texto
-Reescribir cada linea tomandola como concepto aislado
-tomar el título como conceptualidad y escribir un texto en base a ello.
-Tomar la primer y la última linea y escribir un texto nuevo.
-Escribir notas al pié de página o "fé de erratas" de un texto.
-Hacer preguntas al texto.

Segundo bloque:

Trabajo a partir de palabras disparadoras


Tercer bloque:

Trabajo a partir de situaciones disparadoras.


MARTES EXPOSITIVO/REPRESIVO :

Tomamos un tema y lo desarrollamos entre todos (vos tambien podés participar!). Así desfilaron por nuestro taller Juan Gelman, surrealismo francés, Abelardo Castillo, Roque Dalton y algunos otros ejes temáticos.
Esperamos propuestas!



MARTES DE NARRACIÓN/RECITADO/FIESTA/MÚSICA.

Nos relajamos y disfrutamos de un espacio de lectura abierta al público en general, donde además pondremos en práctica distintos métodos de experimentación para las puestas en escena, como recursos actorales, inclusión de instrumentos musicales o distintos efectos audiovisuales, etc.
Estas invitado a abrir tus puertas!


Los esperamos todos los martes de 20 a 22 hs en el Centro
El gran sueño (8 n°1420, e/ 61 y 62)
habrá muchas palabras para compartir.

Comprabamos Flores Rodillas

Compramos flores y nos arrodillamos
para despedirte. último rito, despedir tu alma,
comprar una eternidad con ritos varios.
Con las rodillas en el piso oramos.
Con todo esto nos velamos los ojos
y creemos que estas en un lugar mejor.
Nos hacemos los boludos para no recordar
que la tuya anuncia la nuestra.
SUCESIÓN Y OLVIDO.

100

No las tendrías cerradas, no más de lo que las tuviste siempre
100 máscaras te cree y 100 traspasaste pero ninguna más.
Me conoces solo todos los pensamientos de 101 máscaras.

Ateo.

sediento, furtivo
acecha, ¿qué acecha furtivo?
¿payasadas de una pipa?
¿una ilusión carnal?
No,él busca
verdaderamente
vivir que es no morir
que es no saber la muerte.
Ni el miedo.

Implicancias politico militares de un oximoron:

En una noche crispada,
podrá quizás un hermoso demonio,
terminar nuestra lucha.

Amor

perdón si te confundí
no se ver detrás de la piel ni creo en alma
pero son mentiras
lo que te digo
lo que me pienso
el verdadero deseo me paraliza
y me hundo
en la inacción y los brebajes.
Se ha producido un error en este gadget.