martes

La sed en el agua

una garganta seca,
una garganta con ganas,
ganas de aquello que lo rodea,
que no le alcanza,
que no es exactamente aquello,
aquello que lo rodea
que no es.
una garganta con ganas,
y un eterno vacío,
vacío buscado,
vacío ganado,
con malos ratos,
tal vez también buscados.
vacíos y ratos, que se dejaron estar
que permitió.
la sed al menos lo llena,
lo llena de nada
la nada eterna
y resulta más verdadera
a esos ojos profundos,
llenos de lo que quiere olvidar,
de lo que no vale nada,
llenos de lo que frena.
Lo que frena a la nada
nadando frente a la repetición,
lo que frena a las ganas
innominadas
ganas de caer a la poesía
caer a la caída
del verso y su ignominia
vacía ignominia histérica
vacía de sed
llena de agua.
tal vez ese vacío
y esa sed
algún día le permitan gritar,
y dejar de aceptar.

Brenda Fer

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.